Una Historia de Acogimiento Familiar


Cuando un niño vive algun riesgo extremo, como abuso, negligencia o ausencia de sus padres, necesita un cuidado temporal mientras que las Autoridades Judiciales resuelven si puede volver a su familia de origen o si podría ser adoptado por otra familia. Para eso, el Gobierno paraguayo llama a que familias solidarias pueden ayudar, en recibir por un tiempo a niños en sus familias, amarlos y cuidarlos como sus propios hijos, hasta que se resuelve su caso. Estos son familias acogedoras, que forman parte de un programa reconocido por el Gobierno, y son preparados para esta gran tarea que impacta vidas de niños. Osven y Simona son una familia que respondieron a este llamado, que escucharon a través del movimiento PPF! Con sus 3 hijos, decidieron recibir a una recién nacida en su casa, con acompañamiento de profesionales del Gobierno. Los padres acogedores nos comentan que saben lo que es necesitar familia, porque ellos mismos crecieron en un albergue de abrigo y agradecen la oportunidad que les fue dado. Ser familia acogedora es tarea hermosa pero también difícil, tanto en el cuidado diario, los gastos de la casa, y necesitan apoyo material, emocional y espiritual. Esto es lo que Osven y Simona también sintieron, en este proceso, y Dios proveyó apoyo! Un grupo de matrimonios jóvenes escucharon de esta necesidad, e invitaron a Osven y Simona a compartir su testimonio y lo que están haciendo como familia acogedora. Este grupo hogareño decidió “adoptar” a esta familia, con apoyo en todos sentidos.